Paseo del Otero con esquina Miguel de Benavides

Inauguración del Centro

ECA9B92D-0FAA-0263-5A07425A74B1ADF3[2]La Fundación San Cebrián inauguró ayer el nuevo Centro de Vida Indepediente Fidel Ramos, un espacio donde las personas discapacitadas podrán encontrar los apoyos necesarios para alcanzar una vida plena e independiente y lograr así la inclusión en todos los aspectos de la vida, además de encontrar apoyos hacia la emancipación.

La instalación surge como respuesta a los diferentes cambios generados en la atención a personas con necesidades o capacidades diversas, como centro multiservicio integrado en la comunidad. Un espacio  en el que cada persona elige y participa de acuerdo a sus intereses y necesidades. «Conseguir así ser protagonista de su vida, decidir aquello que desea y realizar sus sueños», aseguraron desde la entidad. Este es el objetivo que la Fundación San Cebrián persigue en su día a día.

Durante la presentación del Centro Fidel Ramos se dio a conocer el balance social de 2014. «El año pasado ha sido un año de renovaciones en la Dirección de la organización, en la conformación de un nuevo equipo y modelo organizativo. Un año de crecimiento con la Fundación Valora-2, el de consolidación de la escuela de animación y de la Escuela Infantil Infanta Sofía, entre otras muchas», aseguran desde la Fundación San Cebrián.

La entidad atendió el pasado año a 329 personas, el mismo número que familias.
En cuanto a la plantilla de trabajadores, el pasado año se alcanzó  las 264 personas. El 76,5 por ciento de los contratos son de carácter indefinido.

El Plan Estratégico Capaces 2014 obtuvo resultados en diferentes ámbitos. Se establecieron 14 alianzas más y se mantuvieron las colaboraciones interinstitucionales de años anteriores. Además, Ataces cerró 2014 con 701 socios y la cartera de servicios  aumentó en seis. El presidente de Ataces, Tomás Bragado, destacó ayer el incremento en la participación de las familias, las cinco comisiones creadas en las que formaron parte medio centenar de familias y la creación del IFestival de Participación en el que se implicaron unas 500 personas.

Susana Barrios, trabajadora del Centro Especial de Empleo de la Fundación, está en la entidad desde el año 2005, destacó algunos de los logros conseguidos a lo largo del pasado año. «Somos los verdades protagonistas de nuestro día a día», indicó. «Tenemos representantes en los equipos de trabajo y en la Directiva, asegurando de esta manera que se trabaje para nosotros en primera persona», añadió.

Barrios recordó algunas de las iniciativas desarrolladas durante el pasado año como las 44 salidas o los 20 cursos desarrollados «para mejorar en la toma de decisiones».
«Todo esto abre un importante camino para las personas con discapacidad», reconoció.
El presidente de la Fundación, Juan Pérez, hizo un repaso por las distintas actuaciones llevadas a cabo en 2014 y destacó del centro que ayer inauguró que «da certeza de continuidad a nuestras familias».

El ex director Fidel Ramos por su parte aseveró que «lo que mejor define a la Fundación es este centro que habla de innovación y de sueños. El sueño de ser felices, autónomos e independientes».
«El centro es único en España. No sabemos cuál será su futuro pero permitirá a las personas tener una asistencia a la carta para desarrollar su autonomía», subrayó.
Por último, recordó que se ha realizado sin la aportación de dinero público «y se ha hecho poco a poco, con el esfuerzo de los socios y las familias».